Secuelas en el hemisferio izquierdo por un ictus

// Equipo Asis

En Equipo Asis estamos concienciados y formados para prevenir el riesgo de ictus y reducir sus consecuencias

El lado izquierdo del cerebro está a cargo del lado derecho del cuerpo. También controla, por ejemplo, la capacidad de hablar.

Hay dos tipos principales de accidente cerebrovascular: isquémico y hemorrágico. Un accidente cerebrovascular isquémico es el tipo más común.

Se necesita atención médica de inmediato. Las células del cerebro mueren si no tienen oxígeno durante más de unos pocos minutos. Esto puede resultar mortal.

Causas

Un accidente cerebrovascular hemorrágico es causado por la rotura de un vaso sanguíneo. Esto ralentiza o detiene el flujo de sangre y provoca una acumulación de presión en el cerebro.

Un accidente cerebrovascular isquémico ocurre cuando se bloquea el flujo sanguíneo. Esto puede deberse a:

Un coágulo de otra parte del cuerpo que se desprende y queda atrapado en un vaso sanguíneo que irriga el cerebro.

Un coágulo que se forma en una arteria que suministra sangre al cerebro.

Un desgarro en una arteria que suministra sangre al cerebro.

Factores de riesgo

Este problema es más común en adultos mayores y personas con antecedentes familiares de accidente cerebrovascular

Los problemas que afectan la salud de los vasos sanguíneos y el flujo sanguíneo pueden aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular. Algunos ejemplos son:

Historial de ataques isquémicos transitorios (AIT).

Falta de actividad física.

Fumar.

Abuso de consumo de alcohol.

Obesidad o síndrome metabólico.

Diabetes tipo 2 o prediabetes.

Alta tensión sanguínea

Colesterol alto.

Enfermedades o lesiones cardíacas, como un ataque cardíaco previo, fibrilación auricular o agrandamiento del corazón.

Enfermedades de los vasos sanguíneos como la estenosis de la arteria carótida o la aterosclerosis.

Hábitos

Los hábitos diarios también pueden influir. Algunos ejemplos son

Una dieta rica en grasas saturadas, grasas trans, colesterol y sodio.

La inactividad física

Abuso de consumo de drogas (cocaína, anfetaminas, heroína, alcohol, nicotina…)

Síntomas

Los síntomas pueden aparecer de repente. Algunos problemas pueden ser

Debilidad muscular en el lado izquierdo del cuerpo.

Problemas de visión, incluidos problemas para ver desde el lado izquierdo de cada ojo.

Pérdida de audición.

Cambios sensoriales en el lado izquierdo del cuerpo.

Problemas con la percepción de la profundidad o las direcciones.

Problemas de equilibrio.

Mareos.

Problemas de memoria.

Dificultad para comprender, resolver problemas y tomar decisiones.

Problemas para respirar.

Problemas para masticar, tragar y hablar.

Diagnóstico

Un accidente cerebrovascular debe diagnosticarse rápidamente

El médico le preguntará a usted o a un familiar acerca de sus síntomas e historial médico. Se realizará un examen físico. El médico buscará signos de problemas nerviosos o cerebrales.

Análisis sanguíneo

Se pueden realizar análisis de sangre para buscar problemas de coagulación.

Imágenes cerebrales

Se pueden tomar imágenes del cerebro. Esto se puede hacer con:

Tomografía computarizada.

Angiograma: para observar el corazón y su irrigación sanguínea.

Angiografía por tomografía computarizada.

Resonancia magnética.

Angiografía por resonancia magnética (ARM)

Ultrasonido Doppler.

Función cardíaca

Se comprobará la función cardíaca. Esto se puede hacer con:

Electrocardiograma (ECG) para observar la actividad eléctrica del corazón.

Ecocardiograma para observar los movimientos de los músculos del corazón.

Tratamiento

Se necesitará atención de emergencia. Es posible que el corazón y los pulmones necesiten apoyo. También se puede colocar un tubo para ayudar con la respiración. Otras opciones son

Medicamentos

Ictus isquémico

Para un accidente cerebrovascular isquémico se pueden administrar medicamentos para:

Que se disuelvan los coágulos y evite que se formen nuevos.

Diluir la sangre.

Ictus hemorrágico

Para un accidente cerebrovascular hemorrágico se pueden administrar medicamentos para:

Actuar contra cualquier fármaco anticoagulante que haya estado tomando una persona.

Reducir la reacción del cerebro al sangrado.

Cirugía

Las opciones para tratar un accidente cerebrovascular isquémico son:

Embolectomía: se pasa un tubo a través de la sangre para eliminar un coágulo o administrar un medicamento para romperlo.

Angioplastia vertebrobasilar y colocación de endoprótesis: se ensancha una arteria principal del cerebro y se deja un tubo de malla en su lugar para ayudar a mantenerla abierta.

Un derrame cerebral izquierdo ocurre cuando se detiene el suministro de sangre al lado izquierdo del cerebro. El lado izquierdo del cerebro está a cargo del lado derecho del cuerpo. También controla, por ejemplo, la capacidad de hablar

Rehabilitación

Es posible que se necesite terapia para recuperar las habilidades perdidas. Las opciones son:

Fisioterapia: para mejorar el movimiento.

Terapia ocupacional: para ayudar con las tareas diarias y el cuidado personal.

Logopedia: para mejorar la deglución y el habla.

Terapia psicológica: para brindar apoyo después del accidente cerebrovascular.

Prevención

El riesgo de accidente cerebrovascular se puede reducir mediante:

Manejo de problemas de salud crónicos, como presión arterial alta y diabetes.

Mantener un peso saludable mediante dieta y ejercicio.

Consumir una dieta baja en grasas y colesterol y rica en cereales integrales, frutas y verduras.

No fumar y limitar el alcohol.

Equipo Asis puede ayudarle a reducir las secuelas de un ictus. Nuestros Auxiliares de Ayuda a Domicilio tienen formación y experiencia para mejorar su calidad de vida mediante la estimulación cognitiva y la asistencia progresiva a la movilidad; además pueden dar buenos consejos y motivación a usted y a su familia

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

¿Necesita ayuda a domicilio?

Contacte con nosotros y solucione su problema.