Manualidades y actividades cognitivas para personas mayores

// Equipo Asis

En Equipo Asis promovemos el envejecimiento activo con manualidades y actividades cognitivas

Las manualidades y actividades cognitivas para personas mayores son fundamentales para promover la salud, el bienestar general y para mejorar la memoria.

¿Qué es el envejecimiento activo?

El término envejecimiento activo fue acuñado por diversas organizaciones internacionales y nacionales como las Naciones Unidas (ONU), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) y se define de la siguiente manera:

«El envejecimiento activo es el proceso en el que se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad para mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. El envejecimiento activo permite a las personas realizar su potencial de bienestar físico y social y se centra en las personas mayores y la importancia de dar una imagen pública positiva de este colectivo».

Desde la Unión Europea, en 2012, se promovió como una necesidad social el año del envejecimiento activo y de la solidaridad intergeneracional, debido al envejecimiento de la población y al hecho de que más personas son mayores. Este tipo de iniciativas pretenden «dar vida a los años y no años a la vida».

Por ello, las políticas y medidas destinadas a promover el envejecimiento activo buscan maximizar la calidad de vida de las personas mayores. De esta forma, se pretende favorecer las oportunidades de desarrollo para una vida sana, participativa y segura.

Estimulación cognitiva

En muchos casos, las personas mayores tienen deterioro de las capacidades cognitivas, así como de su memoria

Puede deberse a la edad y se da por factores fisiológicos y ambientales y varía de persona a persona el nivel de afectación (deterioro cognitivo); hay casos en los que se debe a una enfermedad que provoca un daño orgánico.

Como la pérdida de funciones acabará produciéndose de una forma u otra, es muy importante la estimulación mediante ejercicios manuales y cognitivos que tienen como objetivo mantener o mejorar el funcionamiento físico y cognitivo a través de ejercicios que involucran diferentes áreas: memoria, atención, percepción, motricidad gruesa y fina, funciones ejecutivas (planificación, organización y ejecución)…

Prevención

La prevención es de especial importancia ya que estos ejercicios están recomendados para cualquiera de nosotros con el objetivo de ralentizar el proceso de envejecimiento. De hecho, se recomienda especialmente empezar a realizar entre los 55 y los 60 años, aunque los más jóvenes también pueden practicarlos.

El término envejecimiento activo fue acuñado por diversas organizaciones internacionales y nacionales como las Naciones Unidas (ONU), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO)

Lista de los 10 ejercicios de manualidades y estimulación cognitiva más efectivos

1. Álbum de vida

Para trabajar la memoria remota, una actividad muy bonita es rescatar fotos y documentos antiguos y ponerlos en orden. Podemos crear un álbum personal con historias y nuestras fotos personales.

2. Así cosía

Una actividad manipuladora y que suele gustar mucho, sobre todo a las personas que han aprendido a coser en su juventud.

Puedes aprender de trabajos muy sencillos en los que el punto es muy fácil y subir de nivel con el crochet o punto de cruz e incluso la confección de prendas. Es importante que la persona que lo requiera esté acompañada de alguien que supervise el trabajo con el objetivo de no resultar lastimado.

3. Lectura integral

No se trata solo de leer un período o una revista, sino de procesar correctamente la información que recibimos.

Cuando terminamos de leer un texto, podemos plantearnos una serie de preguntas: ¿qué, quién ?, ¿cómo?, ¿cuándo?, y ¿por qué ?. Podemos responderles por escrito o decírselo a alguien. De esta forma, si hemos leído el texto con atención, lo habremos entendido y podremos dar respuesta a las preguntas.

4. Páginas para colorear

A priori, puede parecer una actividad para niños pequeños, pero existen múltiples efectos beneficiosos de esta actividad. Lo ideal es no utilizar imágenes que parezcan infantiles.

Coloreando trabajan la motricidad fina y, al final, se sentirán orgullosos del trabajo realizado. La coloración está muy relacionada con la «Arte-terapia» y es que, realizar este tipo de trabajos tiene múltiples beneficios porque nos ayuda a relajarnos.

5. Ejercicios matemáticos

Podemos partir de un nivel básico, haciendo sumas y restas o, un nivel superior en el que hacemos ecuaciones en las que intervienen diferentes mecanismos para despejar lo desconocido. De esta forma trabajaremos nuestra atención y, también, la concentración.

6. Crea historias

Esta función se utiliza mucho, especialmente en grupos. La persona que dirige el grupo presentará una lista de palabras que aparentemente no tienen sentido entre sí.

Después de verificar que todos conocen su significado, el primero inventará una oración con una palabra, y la persona que la sigue deberá comenzar con la oración inicial y agregar una nueva con otra palabra, hasta que todos hayan participado. Es un buen ejercicio para trabajar la memoria a corto plazo y, además, recursos relacionados con la imaginación.

7. Pasatiempos

Los podemos encontrar en cualquier periódico o revista y además, los venden en libros enteros. Pueden ser sopas de letras, crucigramas, sudokus o ejercicios para encontrar las diferencias entre dos imágenes.

Lleva poco tiempo realizarlos, pero podemos adquirir el hábito de realizar este tipo de ejercicios por sus beneficios. Con cada uno de ellos trabajaremos en un aspecto en particular, pero es muy importante ser constante.

8. Tareas del hogar

Para las personas que padecen un determinado deterioro cognitivo, este tipo de tareas son especialmente relevantes porque, además de ser manipuladoras y requerir su atención y concentración e implementar funciones ejecutivas, las harán sentir útiles, y por tanto, aumentarán su autoestima.

Estos pueden ser pelar frutas o papas, partir algo de comida, poner la mesa, doblar la ropa… Es importante que las actividades que impliquen el uso de ciertos instrumentos que puedan lastimarlos (cuchillos, tijeras, etc.) o el uso de instrumentos que queman (vitrocerámica, horno…) se realicen bajo la supervisión de otra persona.

9. Mapas

Es muy importante que las actividades que realizamos tengan algún tipo de repercusión en nuestra vida diaria. ¿Cuántas veces hemos escuchado la noticia y nos han hablado de un país o ciudad que no hemos podido localizar geográficamente?

Al estudiar los mapas de los continentes, aprenderemos cultura y, al mismo tiempo, trabajaremos la memoria y la atención. Luego, para comprobar lo aprendido, podemos completar un mapa mudo.

10. Juegos de mesa

Jugando al parchís, dominó, ajedrez, cartas o damas, además de experimentar la sensación de jugar con más personas y los lazos de amistad que pueden surgir entre ellas, estamos entrenando nuestras habilidades cognitivas como la memoria a corto plazo y la atención. Además, existen actividades que se pueden realizar de forma individual como rompecabezas y jugar un solitario con cartas.

Cuenta con Equipo Asis para prevenir y ralentizar el deterioro físico y cognitivo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 5)

¿Necesita ayuda a domicilio?

Contacte con nosotros y solucione su problema.