Envejecimiento activo

// Equipo Asis

En Equipo Asis sabemos que el secreto para un envejecimiento saludable es estar y mantenerse activo

La edad nos acecha a todos y, si bien plantea algunos desaf√≠os, es posible vivir bien incluso a medida que pasan los a√Īos. De hecho, el concepto de envejecimiento activo es cada vez m√°s relevante en la actualidad. 

Espa√Īa, como muchos pa√≠ses desarrollados, se enfrenta a una poblaci√≥n que envejece r√°pidamente. Para el 2030, una de cada cinco personas podr√≠a tener 65 a√Īos o m√°s. Asegurar que esta poblaci√≥n que est√° envejeciendo (que alg√ļn d√≠a estar√° formada por ti y por m√≠) tenga una vida sana, productiva, habilitada y digna es un desaf√≠o que implica esfuerzo individual, voluntad pol√≠tica y participaci√≥n comunitaria. 

El secreto de la longevidad es el envejecimiento activo.

Una de las formas de vivir una vida sana, activa y plena en la vejez es adoptar el concepto de envejecimiento activo. El envejecimiento activo es un enfoque holístico que ayuda a una persona a optimizar su salud física, mental y social, participar activamente en la sociedad y tener la seguridad para llevar una buena calidad de vida.

Este concepto comienza no solo cuando envejecemos, sino que es una forma de pensar que se aplica a cualquier persona en cualquier etapa de la vida. Desde una perspectiva de salud activa, el envejecimiento activo ayuda a promover una vida saludable y, por lo tanto, a extender la esperanza y la calidad de vida de todas las personas (incluidas aquellas que son fr√°giles, en situaci√≥n de discapacidad y con necesidades especiales) a medida que envejecen. 

Envejecer con ¬ę√©xito¬Ľ se refiere, por tanto, no solo a la ausencia o evitaci√≥n de enfermedades y factores de riesgo de una enfermedad, sino tambi√©n al mantenimiento del funcionamiento f√≠sico y mental, una buena salud emocional y un compromiso activo con la vida.

Seg√ļn los estudios sobre el envejecimiento exitoso, la gen√©tica afecta solo a un tercio de lo bien que envejecemos; dos tercios se basa en lo que podemos controlar: nuestras elecciones personales de estilo de vida. De hecho, la actitud y el estilo de vida son los factores clave no solo para la longevidad sino tambi√©n para la calidad de vida . 

Las investigaciones indican que, de hecho, podemos ayudarnos a vivir vidas m√°s largas y felices manteniendo una buena salud emocional, con estimulaci√≥n mental, siendo activos y participando en el mundo que nos rodea. 

El secreto de la longevidad es el envejecimiento activo

Porque eres feliz 

La felicidad estimula el sistema inmunológico y alivia el estrés y reduce las enfermedades relacionadas con el estrés, como las enfermedades cardíacas, la obesidad, la diabetes, la demencia y la depresión. Las investigaciones muestran que estar involucrado en actividades, personas y experiencias que te brindan alegría aumenta el optimismo y una actitud positiva, que a su vez están vinculados a la longevidad.

Entrena tu cerebro 

A tu cerebro le gustan las cosas nuevas, y ejercitar tu capacidad mental es una forma de extender la aptitud de tu cerebro. Aunque el cerebro se encoge con la edad, aprender cosas nuevas y desafiar al cerebro con juegos y nuevas habilidades puede construir nuevas conexiones neuronales. De hecho, una ‚Äúdieta‚ÄĚ regular de nuevas experiencias mentales (hacer acertijos, aprender un nuevo idioma o tocar un instrumento) puede desarrollar la creatividad, la mentalidad abierta y la curiosidad, todos rasgos relacionados con un envejecimiento m√°s saludable.¬†

√Āmate a ti mismo¬†

Una actitud positiva hacia uno mismo y el desarrollo de una autoestima saludable son importantes para asegurarse de tomar decisiones positivas en la vida. Cuidarse bien, aceptar tu forma de ser y tener confianza en tus propios atributos lleva a tomar mejores decisiones sobre tu estilo de vida y a cuidarse mejor. 

Conéctate socialmente

Un creciente cuerpo de investigaci√≥n muestra que las personas que participan en la sociedad viven m√°s tiempo y tienen un menor riesgo de desarrollar demencia y senilidad. Las personas que tienen una vida social activa tambi√©n tienden a tener un mejor bienestar f√≠sico y mental en general. 

Mu√©velo o pi√©rdelo 

La ciencia es clara: la actividad es el eje de la buena salud. Las personas que hacen ejercicio con regularidad tienen un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, demencia, diabetes, depresión y osteoartritis. Las personas activas tienen menos probabilidades de ser obesas, una condición que es un factor de riesgo para muchas enfermedades. El ejercicio no tiene por qué ser ni siquiera correr o un deporte intenso, sino simplemente moverse: caminar, subir escaleras, hacer la compra…

Cultura y g√©nero 

La cultura influye en muchas decisiones. Uno de ellos es la expectativa de que la mujer de la familia sea la cuidadora de un c√≥nyuge enfermo o de un padre anciano. Las responsabilidades de cuidado, a su vez, afectan la independencia financiera de la mujer y, a largo plazo, est√°n relacionadas con el aumento de la pobreza y la mala salud en la vejez. 

Comportamiento, biología y genética

Se ha demostrado que los h√°bitos de estilo de vida desde una edad temprana afectan la longevidad y la calidad de vida. Entonces, si bien una gran parte del envejecimiento est√° determinado gen√©ticamente y no se puede cambiar, tu estado de salud tambi√©n es el resultado de la gen√©tica, el medio ambiente, el estilo de vida y la nutrici√≥n. Esto significa que el estilo de vida, el comportamiento y la mentalidad pueden retrasar o prevenir la aparici√≥n de ciertas enfermedades. 

Trabajo

Los ingresos, las oportunidades de trabajo y la protección social repercuten en el bienestar financiero en la vejez. Cualquier forma de trabajo (formal, informal o voluntario) puede aumentar el contacto social y el bienestar psicológico y da a las personas mayores un sentido de propósito y genera sentimiento de utilidad.

Circulo social 

El apoyo social y la participaci√≥n en la propia comunidad es un aspecto importante para envejecer bien. Fomentar la interacci√≥n intergeneracional tambi√©n desarrolla el bienestar social y permite que las personas m√°s j√≥venes tengan actitudes m√°s positivas y realistas hacia las generaciones mayores. 

Sistemas de salud y servicios sociales 

Para promover el envejecimiento activo, los sistemas de salud deben centrarse en la promoci√≥n de la salud, la prevenci√≥n de enfermedades y el mantenimiento del acceso a instalaciones de atenci√≥n primaria y de cuidados a largo plazo de calidad. 

Medio ambiente 

Un entorno accesible y amigable con las personas mayores es importante para apoyar las necesidades f√≠sicas cambiantes de las personas mayores para que puedan permanecer independientes y activas. Los escalones anchos con pendientes suaves, pasamanos, senderos y puertas accesibles para sillas de ruedas, ascensores accesibles y servicios de transporte p√ļblico asequibles permiten que personas de todas las edades y circunstancias participen en la vida familiar o comunitaria. 

En Equipo Asis sabemos que se necesita un enfoque proactivo y holístico para lograr un envejecimiento activo y saludable. La educación y la concienciación sobre las afecciones relacionadas con la edad también son formas importantes de empoderarte y tomar mejores decisiones sobre tu estilo de vida

¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

¬ŅNecesita ayuda a domicilio?

Contacte con nosotros y solucione su problema.