Cuidar ancianos

// Equipo Asis

Equipo Asis está formado por cuidadoras y cuidadores de ancianos. Pero preferimos usar las etiquetas de Auxiliares de Ayuda a Domicilio y Personas Mayores

Cosas que tienes que saber a la hora de cuidar ancianos

Quienes brindan servicios de apoyo en el hogar deben conocer una o dos cosas sobre cómo dar una mejor atención a las personas mayores. Es de conocimiento general que cuanto mayor es la discapacidad de una persona, mayores son sus necesidades. Sin embargo, algunas personas mayores han dicho que quienes los cuidan no satisfacen sus necesidades.

También muchas personas mayores indican que sí se satisfacen sus necesidades, pero hay evidencia que apunta al hecho de que a las personas mayores simplemente no les gusta quejarse. Sin embargo, en el fondo, la mayoría de las personas mayores no tienen la máxima atención que desean o merecen. Existe un enorme vacío que los cuidadores deben llenar.

Para llenar estos vacíos, los cuidadores deben recordar algunas cosas importantes.

Además de cualquier atención médica obvia y atención personal, son las cosas simples las que descuidamos a diario. Son las necesidades internas básicas de todo ser humano; las personas mayores simplemente las necesitan más.

Céntrate en la persona

La atención brindada a las personas mayores debe estar centrada en la persona.

Cada anciano en cada comunidad es diferente. Así es exactamente como deben tratarse. Tienen los mismos derechos que todos nosotros. Además de una buena atención médica, tienen derecho a la misma libertad que se otorga a los “millennials”. Esa es la perspectiva que debes tomar al cuidar a los ancianos.

Atender las necesidades únicas de las personas mayores puede ser una tarea difícil para quienes brindan el cuidado personal, especialmente porque tienen muchas otras cosas que hacer, tienen niños que cuidar, tienen su propia casa para mantener en orden… No debes dejar que tu enorme lista de cosas por hacer te empuje a no prestar suficiente atención a alguien que se lo merece.

Además, debes tener en cuenta que algunas personas mayores pueden convertir sus pequeños contratiempos en problemas muy importantes. Son las pequeñas cosas que hacemos o no hacemos las que marcan la mayor diferencia. 

La dignidad es importante

La vida se vuelve menos divertida a medida que la gente envejece. El envejecimiento le ocurre a todo el mundo, independientemente de su estatus y riqueza. Muchas personas mayores que cuidas sienten tristeza, dolor, aburrimiento, enfermedad y soledad. Pueden perder fácilmente su dignidad ante quienes los cuidan. Saben que no pueden controlar nada ni a nadie.

Además, tienen que escucharte y aceptar tus requisitos incluso cuando no están cómodos. La incapacidad para preparar comidas, bañarse y realizar las actividades básicas a las que estaban acostumbrados puede “desgarrarlos” por dentro. Muchos incluso pierden su movilidad. Estas circunstancias eran impensables para ellos hace algunos años.

Tu trabajo es ayudarles a recuperar esa confianza. Estás ahí para ayudarles a conservar su dignidad brindándoles el máximo respeto. Tu pequeña muestra de respeto y cuidado adecuado puede marcar la diferencia para una persona mayor.

Mientras cuidas a los ancianos en sus propios hogares, puedes ayudarles a completar algunas tareas por su cuenta; incluso puedes sentarte con ellos durante unos minutos y charlar sobre lo que quieran. Después de todo, ¿a quién no le gusta charlar y ponerse al día.

Sé paciente

Esto no solo es bueno para la persona mayor que estás cuidando, sino que también es bueno para ti a largo plazo. Todos sabemos que las personas mayores a veces pueden ponerse un poco gruñones o pueden olvidar cosas fácilmente. Es tu trabajo saber estas cosas. Las personas mayores también pueden parecer que actúan como niños, pero este tipo de comportamiento nunca es intencional.

Son simplemente una muestra del deterioro de las capacidades cognitivas. Puede que te digan cosas con las que no estás de acuerdo o cosas que te enfurecen, pero debes mantener la calma y comprenderlo. Sé paciente. Comprende a las personas mayores y ten respeto.

Sea confidente, pero la privacidad es clave

Ser un confidente significa que tú y la persona mayor pueden hablar de cosas y reír. Por ejemplo, ambos pueden abrirse a lo abrumador que es criar hijos, si es que tienen uno. Sin embargo, no cruce la línea. Es vital ser como un amigo de la persona a la que cuida. Les ayuda a entenderse mejor y asegura una buena relación. Pero también es muy importante ser plenamente consciente de que esas conversaciones son privadas y no se las puedes contar a otras personas.

Quienes brindan servicios de apoyo en el hogar deben conocer una o dos cosas sobre cómo dar una mejor atención a las personas mayores. Es de conocimiento general que cuanto mayor es la discapacidad de una persona, mayores son sus necesidades. Sin embargo, algunas personas mayores han dicho que quienes los cuidan no satisfacen sus necesidades.

Sea confiable y profesional

Las personas mayores pueden perder fácilmente la confianza en un cuidador si llegan tarde o no cumplen con los plazos acordados. A diferencia de los hombres y mujeres jóvenes, muchas personas mayores no tienen la paciencia para seguir confiando en alguien que sigue incumpliendo sus promesas. Tienes que presentarte como alguien en quien poder confiar.

La mayoría de las personas mayores llevan años viviendo una vida independiente. Esto hace que sea casi imposible para ellos confiar en alguien que aparentemente se ha vuelto poco confiable. Hay casos en los que una persona mayor se arriesga a “cuidar de sí misma” cuando el cuidador no llega a tiempo.

Esto podría tener consecuencias peligrosas. Accidentes domésticos, caídas y agravaciones de patologías son algunas de las consecuencias cuando un anciano decide no esperar más tiempo por su cuidador.

Para Equipo Asis lo primero es la satisfacción de las personas mayores que son cuidadas, sus familiares y sus cuidadoras y cuidadores

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

¿Necesita ayuda a domicilio?

Contacte con nosotros y solucione su problema.