Asistencia a Domicilio

// Equipo Asis

En Equipo Asis contamos con los mejores asistentes a domicilio

Hoy en día, muchas personas mayores dicen que preferirían quedarse en sus hogares durante el mayor tiempo posible. Pero a medida que las personas envejecen, una serie de afecciones relacionadas con la edad pueden hacer que la vida en el hogar sea cada vez más difícil. Desafíos como el deterioro cognitivo y la disminución de la movilidad pueden hacer que vivir en casa sin asistencia sea difícil e inseguro. 

El cuidado en el hogar puede hacer que el envejecimiento en casa sea mucho más seguro para la mayoría de las personas mayores, especialmente cuando se usa junto con modificaciones en el hogar y tecnología de asistencia. Los asistentes de cuidado en el hogar pueden brindar la asistencia personal, el compañerismo y el monitoreo que uno recibiría en una comunidad de cuidado a largo plazo mientras les permite permanecer en la comodidad de sus propios hogares. La atención domiciliaria ofrece lo mejor de ambos mundos para las personas mayores que necesitan asistencia pero que no están preparadas para mudarse a una residencia, lo que puede ser parte de la razón por la que millones de personas utilizan los servicios de atención domiciliaria cada año. 

¿Qué es la atención domiciliaria?

La atención domiciliaria, también conocida como ayuda a domicilio, es la atención no médica que se brinda en el hogar del cliente. Incluye cuidado para personas mayores y asistencia con actividades de la vida diaria (AVD) como comer, bañarse y proporcionar recordatorios de medicamentos. Los asistentes de atención domiciliaria también brindan compañía, socialización y estimulación cognitiva para las personas mayores. Los cuidadores familiares a menudo utilizan los servicios de atención domiciliaria como un respiro cuando necesitan viajar, trabajar o atender otros mandados personales. 

La ayuda de los asistentes de atención domiciliaria permite que muchos adultos mayores permanezcan en casa cuando no están listos para trasladarse a una comunidad de atención residencial. También es una buena opción para aquellos que solo necesitan un poco de ayuda y son independientes, ya que la cantidad de atención se puede personalizar para las necesidades de cada individuo, desde una tarde a la semana hasta las 24 horas del día, los siete días de la semana.

¿Cuáles son las diferentes opciones de atención domiciliaria? 

Existen diferentes tipos de atención domiciliaria para adaptarse a los adultos mayores con diferentes necesidades. Los niveles de atención abarcan desde el acompañamiento básico y las tareas domésticas ligeras hasta la atención médica especializada administrada por asistentes de atención médica domiciliaria especialmente capacitados. A continuación, desglosamos la atención domiciliaria en tres categorías principales. 

Servicios de atención complementaria

Los proveedores de atención complementaria hacen exactamente lo que dice el nombre: brindan compañía a los adultos mayores, especialmente a aquellos que están aislados en el hogar debido a la fragilidad, las deficiencias cognitivas (como la enfermedad de Alzheimer en etapa leve a moderada) o porque viven solos.

Estos ayudantes vigilan atentamente, llevan a los clientes a las citas, ayudan a alguien que tiene limitación funcional, leen en voz alta, juegan a las cartas, preparan comidas ligeras y refrigerios y funcionan como un par de manos extra. ojos y pies para tu ser querido. 

El cuidado de un acompañante es ideal para alguien que de otro modo tendría que pasar parte del día solo y que requiere un poco de ayuda ligera. El cuidado de un compañero también proporciona un beneficio social valioso, ya que reduce el aislamiento y mejora el estado de ánimo. Las relaciones cálidas a menudo se forman cuando un compañero constante está a tu lado.

Asistencia de cuidado personal

Además de brindar cuidados complementarios, los asistentes de atención domiciliaria ofrecen asistencia con todo tipo de actividades de la vida diaria, desde la compra de comestibles hasta el cuidado personal no médico, como ir al baño, vestirse, arreglarse y bañarse. También pueden proporcionar cuidados de relevo temporal para las familias.

Muchas familias contratan asistentes de cuidado personal para resolver problemas en su situación de cuidado en el hogar, como una mujer pequeña que contrata a un asistente fuerte que pueda levantar a su cónyuge para bañarlo, o un hijo preocupado por la intimidad que contrata a una mujer para que bañe a su madre. 

Además de la asistencia con las actividades de la vía diaria, los asistentes de cuidado personal pueden organizar la preparación de comidas, acompañamiento a las visitas al médico y cualquier otro tipo de asistencia no médica que su ser querido pueda necesitar para vivir en casa por más tiempo. Si necesita alejarse unas horas a la semana o durante la noche, la atención en el hogar puede aliviar la preocupación, especialmente si el cuidador en el hogar conoce a su ser querido porque brinda servicios regulares.

Cuidado sanitario en el hogar

La atención médica domiciliaria es un tipo de atención domiciliaria que implica atención médica y terapia de alto nivel. A diferencia de los asistentes de cuidado personal, que no pueden realizar ningún cuidado médico, los asistentes de salud en el hogar deben someterse a capacitación especializada y / o tener un título o certificación en enfermería para realizar tareas de enfermería especializada, como administrar inyecciones, mantener tubos de oxígeno y catéteres, y realizar exámenes físicos. o terapia ocupacional. 

Tenga en cuenta que la atención médica domiciliaria es el único tipo de atención domiciliaria que incluye servicios de terapia o enfermería especializada. La atención domiciliaria estándar no incluye ningún tipo de servicio médico. Aquellos que necesitan atención de enfermería especializada, administración de medicamentos o terapia física u ocupacional deben buscar atención médica domiciliaria en lugar de atención domiciliaria regular. 

¿Qué servicios brindan los cuidadores a domicilio?

Los cuidadores en el hogar vienen al hogar para ayudar con las actividades de la vida diaria, como tareas domésticas sencillas, compras de comestibles, preparación de comidas, recordatorios de medicamentos y aseo personal. Y si bien los asistentes de atención médica en el hogar también pueden brindar asistencia de atención personal, no ocurre lo contrario (los asistentes de atención personal no pueden brindar atención médica en el hogar).

Algunas de las opciones de atención domiciliaria y servicios de atención médica domiciliaria son

Servicios de atención domiciliaria

Los asistentes de cuidado personal no brindan atención médica, pero la atención se puede adaptar específicamente a las necesidades de cada individuo. Los servicios disponibles incluyen: 

Asistencia con las actividades de la vida diaria.

Asistencia con la movilidad.

Compra de comestibles y preparación de comidas.

Servicios de limpieza, incluida la lavandería.

Transporte a citas médicas, actividades sociales y más.

Acompañamiento, integración social y estimulación cognitiva .

Manejo de medicamentos (pero no administración).

Relevo para los cuidadores familiares.

Servicios de atención médica domiciliaria

Los asistentes de atención médica domiciliaria brindan atención médica más especializada que los asistentes de atención personal. La atención que uno reciba dependerá de sus propias necesidades médicas, pero los servicios disponibles incluyen: 

Enfermería especializada, primeros auxilios y cuidado de heridas. 

Atención de recuperación postoperatoria.

Terapia física.

Terapia ocupacional.

Terapia respiratoria y asistencia con tanques y tubos de oxígeno.

Asistencia con el mantenimiento y la limpieza de sondas de alimentación, catéteres y otros dispositivos médicos.

Administración de medicamentos, incluidas inyecciones. 

Asistencia en el manejo y monitoreo de condiciones crónicas.

Extracciones de sangre.

Señales que indican que puede ser el momento de recibir asistencia domiciliaria

Movilidad disminuida

Los problemas para caminar y moverse pueden dificultar la realización de las actividades de rutina de la vida diaria, lo que hace que la atención en el hogar sea una ayuda muy necesaria. Los problemas de movilidad pueden tener efectos de gran alcance, lo que dificulta moverse con seguridad por la casa (especialmente si hay escaleras), ducharse o salir a hacer recados y visitas sociales. Esto puede conducir a una serie de problemas, desde lesiones relacionadas con caídas hasta desnutrición. Los cuidadores domiciliarios pueden ayudar a su ser querido a llegar a donde necesita ir y brindarle una valiosa compañía.

Un declive en la higiene y el aseo

Uno de los indicadores más importantes de que su ser querido necesita ayuda en el hogar es una disminución notable en la higiene y el aseo. Esto puede incluir baños poco frecuentes, vello facial demasiado grande o una apariencia generalmente descuidada. Por lo general, los hábitos de higiene y aseo personal disminuyen cuando una persona ya no puede seguir el ritmo de estas rutinas, ya sea físicamente o debido a deficiencias cognitivas.

Mantener la higiene y el aseo personal se considera una actividad de la vida diaria y muchas personas trabajan con un proveedor de atención domiciliaria para ayudar a su ser querido con estas tareas. La asistencia para el cuidado personal puede ayudar físicamente a un cliente a completar sus AVD y ayudar a la persona a seguir una rutina y un horario de aseo más regulares. Los auxiliares de atención domiciliaria también pueden ayudar con otras AVD relacionadas con la higiene, como ir al baño y bañarse. 

Cambios físicos

Cuando le da un abrazo a su ser querido, puede notar que se siente más delgado y frágil que antes. O tal vez haya visto moretones en su cuerpo. Estos tipos de síntomas físicos pueden ser signos de que su ser querido necesita ayuda adicional en casa. Una pérdida de peso significativa puede ser una señal de que su ser querido está luchando para prepararse la comida por sí mismo, o que tiene problemas para moverse por la cocina o posiblemente recordar cómo cocinar correctamente (una señal de deterioro cognitivo).

Los moretones tienden a ser evidencia de caídas u otros accidentes, aunque su ser querido puede ser reacio a admitir que esto está sucediendo. Un cuidador en el hogar puede ayudar a garantizar que sus padres estén recibiendo la nutrición adecuada y puede ayudarlos a prevenir caídas.

Mayor olvido

Todos olvidamos cosas a veces, el nombre del libro que leíste, o lo que sea que entraste en la habitación a buscar. Pero el aumento de los incidentes de olvido con el tiempo, especialmente cuando se trata de tareas importantes como tomar medicamentos o pagar facturas, puede indicar que se necesita ayuda domiciliaria. Si los problemas de memoria de su ser querido interfieren con sus actividades diarias y su bienestar, es una buena indicación de que debe consultar a un médico acerca de sus problemas de memoria, ya que pueden ser signos de deterioro cognitivo. Al trabajar con un asistente de atención domiciliaria, puede ayudar a garantizar que su ser querido se mantenga al tanto de sus actividades normales, a pesar de cualquier deterioro cognitivo.

Dificultad para mantener la propia casa

La dificultad para mantenerse al día con las tareas del hogar es una indicación común de que una persona mayor necesita asistencia en el hogar. Es posible que no puedan realizar estas tareas de la forma en que lo hacían antes debido a problemas de movilidad, deterioro cognitivo o incluso depresión.

Algunas señales de que su ser querido está luchando para mantenerse al día con las tareas del hogar pueden incluir polvo, suciedad o mugre en áreas que solían estar limpias, desorden excesivo o pilas de platos sucios. Muchos cuidadores en el hogar brindan asistencia con las tareas del hogar, como limpiar encimeras y electrodomésticos, barrer el piso, hacer funcionar el lavavajillas y lavar la ropa.

Pérdida de interés en actividades y pasatiempos

¿Ha notado que su ser querido ya no parece disfrutar de muchos de los pasatiempos que alguna vez amaba? Tal vez se haya descuidado su jardín trasero, antes bien cuidado, o su juego de cartas semanal con amigos se haya quedado en el camino. Es posible que notes que tu mamá o tu papá incluso han renunciado a actividades más sedentarias, como tejer, leer o mirar un programa de televisión favorito.

La pérdida de interés por los pasatiempos y las actividades puede ser un signo de numerosos problemas subyacentes, en particular la depresión . Si bien un cuidador en el hogar no podrá resolver estos problemas médicos o de salud mental, puede ayudar a garantizar que su ser querido se adhiera a los planes de tratamiento, tenga interacción social y compañía regulares, y pueda brindar la ayuda que tanto necesita para que su mamá o papá todavía pueda disfrutar de sus pasatiempos favoritos.

Equipo Asis. Tu asistencia domiciliaria de confianza en Tenerife

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

¿Necesita ayuda a domicilio?

Contacte con nosotros y solucione su problema.